Protectores Bucales

[ A+ ] /[ A- ]

20110209_yzYJwTG2W2KCJz_N6-PROTECTORES-BUCALES-DE-GEL¿Que son los protectores bucales?

Los protectores bucales son dispositivos removibles confeccionados a partir de polímeros termoplásticos, que tienen como objeto proteger los dientes y las estructuras periféricas de la boca y que por lo general cubren la arcada superior y en algunos casos la arcada inferior ó ambas.

El origen de los protectores bucales que reporta la literatura data de 1913, debido a que un boxeador inglés quería protegerse mejor.  Posteriormente este aditamento fue adoptado por los jugadores de futbol americano, y en 1950, la Asociación Dental Americana (ADA) incursiona activamente en la promoción de una mejor salud oral para los atletas.

La función de los protectores bucales radica en aportar protección en contra de contusiones a los labios, carrillos, luxaciones dentales, fracturas dentarias y fracturas maxilares. Los protectores bucales también reducen las injurias de cuello, concusiones (pérdida inmediata del conocimiento acompañada de un periodo corto de amnesia, usualmente después de un traumatismo craneoencefálico), hemorragias cerebrales, daños serios al sistema nervioso central así como también proveen soporte para los atletas portadores de prótesis dentales, fijas y removibles, aparatos de ortodoncia e incluso implantes dentales.

Los protectores bucales de acuerdo a su función podrían dividirse en:

  • Protectores bucales para actividades deportivas.
  • Protectores bucales por causas odontológicas.
  • Protectores bucales por causas médicas.

Los protectores bucales de uso deportivo:

Los protectores bucales deportivos según la ADA, están recomendados para actividades recreativas y deportivas, debido al gran potencial de causar daños serios a las estructuras intra y extra bucales como resultado de caídas, bruxismo (apretamiento de dientes) o el impacto de algún artefacto ó golpe por contacto físico.

La ADA recomienda el uso de protectores bucales para la práctica de los siguientes deportes:acrobacia, baseball, softball, balonmano, bando, baloncesto, boxeo, eventos ecuestres, eventos de campo, hockey sobre césped, hockey sobre hielo, football americano y soccer, rugby, gimnasia, ciclismo, patinaje en línea, lacrosse, artes marciales, tenis, raquetball, tiro al blanco, patinetas, esquí sobre nieve, squash, surfing, clavados, lanzamiento de disco, conductores de autos de carrera, canotaje, aladeltismo, paracaidismo, buceo y cualquier otro deporte extremo donde se corra el riesgo de un contacto con la cara, cabeza y cuello.

Además de aportar protección, los protectores bucales proveen seguridad en los atletas que lo utilizan, en contra de lesiones desfigurantes y/o traumatismos previos, lo que permite un desempeño atlético más efectivo.

A pesar de esto, los protectores bucales solo se utilizan compulsivamente de acuerdo a los estatutos deportivos en actividades amateurs como: boxeo, football americano, hockey sobre hielo, lacrosse, hockey sobre césped femenino, siendo el boxeo a nivel profesional el único deporte que lo requiere dentro de su reglamento. La literatura reporta que las competiciones deportivas son más peligrosas que las sesiones de entrenamiento. Sane y Yalipaalnimen encontraron que el 69 % de todas las injurias ocurrieron durante las competencias en comparación con el 31 % de las sesiones de entrenamiento.

Comments are closed.