Endodoncia

[ A+ ] /[ A- ]

TRATAMIENTO DE CONDUCTOS RADICULARES O ENDODONCIA

La endodoncia ó tratamiento de conductos radiculares (root canal), es un procedimiento que permite salvar una pieza dentaria dañada, que de lo contrario su extracción es lo recomendado, éste tratamiento hace posible conservar el mayor número de piezas, evitando extracciones y el uso de puentes fijos o removibles.

Consiste en limpiar y ensanchar los conductos, lugar donde está alojado el nervio del diente, para luego sellarlo y reconstruirlo.

Es importante destacar que la mayoría de las piezas dentarias pueden ser salvadas aunque presenten grandes caries, destrucciones coronarias, traumatismos o se encuentren tan solo como raíz.

El motivo más frecuente de consulta es el dolor agudo, en la mayoría de los casos por el involucramiento del nervio de una lesión. En varias ocasiones se produce la irradiación del dolor a otras piezas, el oído u otros tejidos faciales, por lo que es necesario hacer un diagnóstico diferencial.

Existen dos tipos de dolores: los provocados por frío, calor, dulce, ácido, salado, aire y los dolores espontáneos que son generalmente pulsátiles y permanentes. Es a través de la historia del dolor y de pruebas de vitalidad pulpar como se planifica un tratamiento.

Luego de una endodoncia, es importante colocar una restauración definitiva lo antes posible y el tipo de ésta dependerá de cada caso. El mayor número de piezas perdidas, a las cuales se les ha hecho una endodoncia es por no haberse hecho la restauración definitiva inmediatamente después de realizado el tratamiento de conductos.

Comments are closed.